Encuádrate

Las tres gracias: el baile de las diosas

Echos de Encuádrate | Publicado 7/13/2016

Es la última etapa de Pedro Pablo Rubens y el pintor se encuentra en uno de los mejores momentos de su vida. Ya instalado definitivamente en Amberes, Rubens, se dedica a pintar para sí mismo. Entre 1930 y 1935 pinta Las tres gracias, una oda a la sensualidad y a la felicidad y es que, en él se encuentran ocultas las dos mujeres más importantes de su vida. La exuberancia de los voluptuosos cuerpos desnudos de la obra que tanta fama le han otorgado, casi caen en desgracia por culpa de la ética mantenida a lo largo del siglo XVIII. Han sido varios obstáculos los que tuvo que superar esta pintura de Rubens para acabar en el Museo del Prado. Te lo contamos todo en este capítulo de Encuádrate. Con el patrocinio de Turismo de Flandes.NOVEDAD: Pasea por los museos desde casaStay At Home Museum Tour https://www.flemishmasters.com/es/eventos/stay-at-home-museum#viewport

Om Podcasten

Arte e historia para tus oídos